• Cmno. Viejo de Valencia s/n, Burriana

“Empezamos a cosechar las primeras Clemenules a finales de octubre. La cosecha lleva un retraso de unos quince días en la maduración de la fruta, lo cual ha permitido que las lluvias de hace un mes no hayan perjudicado la calidad de la fruta, ya que si esta hubiese estado madura los daños habrían sido mucho mayores”, explica Alfons Royo, gerente de Frutas Royo, de Alcanar.

“Teniendo en cuenta que la maduración viene retrasada y que las abundantes lluvias de este mes nos obligan a detener las tareas de cosecha en repetidas ocasiones, llevamos muchos menos kilos comercializados respecto a la campaña pasada en las mismas fechas y resulta difícil cubrir los programas establecidos con los supermercados”, añade.

No obstante, se puede hacer también una lectura positiva en estas circunstancias. “En las últimas campaña, en las zonas productoras del sur de Cataluña y el norte de la provincia de Castellón, estábamos terminando la campaña de Clemenules en los primeros días de enero. Este año haremos, por tanto, una campaña de Clemenules más larga, con disponibilidad de fruta de calidad hasta finales de enero, a la vez que evitaremos los picos de producción en el mercado, como suele pasar con esta variedad de clementina tan popular”, señala Alfons Royo.
De acuerdo con el productor y exportador, a diferencia de otras zonas productoras, “el tamaño de los cítricos no se ha visto perjudicado en el sur de Cataluña, donde disponemos de una mayor homegenidad en calibres”.

Royo Fruits destina sus cítricos principalmente a mercados europeos como Alemania, Austria, Suiza y Escandinavia, así como clementina con hoja a Reino Unido y Francia, entre otros. “Debido a la abundancia de precipitaciones de este año, de momento optaremos por centrarnos en exportaciones a destinos europeos y evitaremos hacer envíos a largas distancias en ultramar, ya que nos arriesgaríamos a que la calidad no sea la deseada en su llegada a destino”, indica Alfons Royo.

La empresa continúa innovando en nuevos envases y presentaciones, como el packaging con motivo de Halloween y el especial de Navidad, así como el nuevo envase de madera de pino con tapa, que está siendo muy demandado. “Buscamos darle un valor añadido extra a un tipo de fruta que a menudo es ‘maltratada’ por el mercado. Con nuevas y atractivas presentaciones ofrecemos un producto más premium que permite a los supermercados defender los cítricos a precios más altos”, concluye el exportador.

Categories: Envases Fenollosa